Actividades acuáticas

Diferentes estudios muestran los beneficios de la actividad acuática en el bebé, como una ayuda para relacionarse mejor, compartir y realizar actividades en grupo. El bebé empieza a tener la noción del desplazamiento y distancia mejorando de esta forma su coordinación motriz.

El sistema cardio-respiratorio se ve fortalecido, la pre-natación fortalece el corazón y los pulmones por medio del trabajo respiratorio que se realiza en el agua aumentando la eficacia en la oxigenación de la sangre.

Otros estudios muestran como el 95% de los niños pequeños que habían tenido clases de pre-natación y se vieron implicados en accidentes por caída al agua mantenían su capacidad para flotar aumentando así su propio nivel de seguridad y supervivencia.

Y esto no lo dice ningún estudio, lo decimos nosotros ¡Se lo pasan bomba!